Close
Call toll free: 1-800-757-7296

Diferentes tipos de tasaciones de alhajas. Parte 3

Probablemente, un estimado de reposición, o  estimado del costo de reposición es la forma más común de hacer una tasación, si bien no se hace un análisis tan exhaustivo ni objetivo como para la tasación a valor de mercado o la tasación para el seguro.

En general, el joyero o vendedor de la pieza hace la tasación al momento de la compra, sin que ello implique costo alguno. Como mucho, este documento incluye una descripción fiel del elemento adquirido, al menos una buena fotografía y un valor que refleja el costo de reemplazarlo por otro similar y del mismo vendedor.

Para muchos consumidores, el estimado del costo de reposición es suficiente para la compañía de seguros, especialmente si la descripción detallada en el documento es precisa. Sin embargo, estos documentos pueden ser engañosos, ya que el valor indicado suele ser mayor que el monto pagado por el comprador.

A veces, los estimados del costo de reposición se utilizan como herramientas de venta para justificar el precio que pide el vendedor o para que los precios normales parezcan una mejor transacción. Como sabemos, un valor razonable es aquel que realmente se paga o que se pagaría. Si compra un elemento a un determinado precio, ¿no sería posible reemplazarlo a un precio similar? En la mayoría de los casos, la respuesta es afirmativa. El estimado de reposición debe tener un valor cercano al que se pagó por el elemento.

Como ve, la palabra tasación puede tener muchos significados en distintas circunstancias dentro del rubro de joyería. Las tasaciones dependen en gran medida del momento y del lugar en que se hagan, y los valores cambian con el correr del tiempo y son distintas en cada sitio.

Si quiere tasar sus alhajas, primero decida qué clase de valuación necesita y qué profesionales le brindarán el servicio más eficiente.


Sobre el autor

C.M. St. John es gemóloga titulada (GIA) y tasadora en Provident Loan Society. Las piedras preciosas y las alhajas constituyen un interés de toda su vida, y son mucho más fáciles de coleccionar que la arquitectura, su otra gran pasión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × tres =